Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

La Argentina enfrentada

Civilización o Barbarie; Un modelo de país

Parte 1

De las condiciones de vida pastoril,nacen graves dificultades para una organización política cualquiera,y muchas mas para el triunfo de la civilización europea,de sus instituciones y de la riqueza y libertad,que son sus consecuencias..”

Domingo Faustino Sarmiento

Durante el año 1845,Domingo Faustino Sarmiento,publicaba desde su exilio en Chile,en el diario El Progreso,uno de sus tantos libros; “Facundo, civilización o barbarie”

Se trataba de un ensayo sociológico, que apuntaba a explicar y dar a conocer sus ideas políticas y el fenómeno del caudillismo en la Argentina, a través de la figura de Facundo Quiroga a quien comparaba con la de Rosas.

Para el autor,este fenómeno social asociado a la descripción de la geografía Argentina de esa época, habían llevado al país al atraso y a la barbarie encarnadas sobre todo en uno de sus enemigos políticos , el General Juan Manuel de Rosas,quien gobernaba la provincia de Buenos Aires desde 1829, apoyado por las clases dominantes terratenientes y lo que constituía ,para ese entonces,la masa popular.

Una de las preguntas que recorría este texto se centraba en tratar de dilucidar ¿Porqué el proceso revolucionario iniciado con la revolución de mayo de 1810, había terminado en una tiranía,como la de Rosas?

Sarmiento pertenecía a una élite intelectual que se encuadró en la llamada generación del 37.

Se trataba de un grupo de intelectuales,que en su gran mayoría se habían formado en Europa,y que adherían a idearios políticos y a teorías filosóficas, muy diferentes a las que Rosas y su gobierno ponían en práctica.

La mayoría de estos hombres, entre los que se encontraban, Esteban Echeverría, José Mármol,Juan Bautista Alberdi, Sarmiento y otros, manifestaban sus posturas políticas en el ámbito literario e intelectual al que solo accedían unos pocos.

Las ideas de esta “elite intelectual liberal”, sobre todo las de Alberdi y las de Sarmiento, tuvieron una marcada influencia de la teorías del medio y de las ideas filosóficas del francés Montesquieu, quien planteaba un correlato entre los diferentes paisajes y los sistemas políticos,dejando al desnudo que el medio geografico influía en la forma de ser de sus habitantes.

Es por eso que en el “Facundo”, el autor afirmaba que “la llanura pampeana era un espacio que no permitía la socialización y que por ese motivo sus habitantes caían en el vicio y en la haraganería”.

De esta forma el paisaje pampeano, y quienes habitaban en él, estaba asociado a la ausencia de laboriosidad y librado a la voluntad de un poder despótico, lo cual según Sarmiento, conformaban la barbarie; la cara opuesta del progreso y la civilización a la que aspiraba esta elite política e intelectual.

Sarmiento, entre otros planteaba, que el desarrollo de la futura Argentina estaba basado en optar por antinomias, o el país lograba la civilización o caía en la barbarie, o se trabajaba para lograr la “modernizador” o sus habitantes quedaban en el “atraso”.

Estos hombres y sus ideas aseveraban que con Rosas fuera del poder, sería posible lograr un gobierno representativo, que instaurara la libertad de prensa y el respeto por la propiedad privada, así como incluir una economía liberal que se centrara en un modelo agroexportador con fuertes inversiones de capitales extranjeros y la aplicación de políticas inmigratorias “selectivas”.

El 3 de febrero del año 1852,el General Rosas fue derrotado por el gobernador entrerriano Justo José de Urquiza en la famosa batalla de Caseros

Con Rosas derrotado, la Argentina daba un enorme giro político, social y económico y para muchos el progreso y la civilización por fin comenzaban a instalarse.

Un año después de la batalla de Caseros, el 1 de marzo de 1853, se sancionó la Constitución de la República Argentina, con el apoyo general de los gobiernos provinciales exceptuándose Buenos Aires que se mantuvo separada de la Confederación hasta el año 1859.

La nueva Constitución se basaba en los escritos de Juan Bautista Alberdi, quien inmediatamente después de la caída de Rosas escribió las “Bases y Puntos de partida para la organización política de la República Argentina”.

Esta obra fue reeditada unos meses después, y se incluyo un proyecto de Constitución que estaba basada, en algunos preceptos de la sancionada en el año 1826 y en la Constitución de los Estados Unidos habiendo analizado el autor las constituciones de varios países.

Alberdi,sentaba las bases de lo que debería ser el futuro país,-”Ocupándome de la cuestión Argentina, tengo necesidad de tocar la cuestión de la América del Sud, para explicar con más claridad de dónde viene, dónde está y adonde va, en cuanto a sus destinos políticos y sociales”.

La victoria de Monte Caseros por sí sola no coloca a la República Argentina en posesión de cuanto necesita. Ella viene a ponerla en camino de su organización y progreso,bajo cuyo aspecto considerada esa victoria es un evento tan grande como la revolución de mayo,que destruyó el gobierno colonial español...”

El camino al que se refería Alberdi en sus escritos se puso en marcha en el llamado “Proyecto de Organización nacional”, a través de los mandatarios que se fueron sucediendo después de la batalla de Pavón, ocurrida en septiembre del año 1861, en la que las fuerzas porteñas comandadas por el General Bartolomé Mitre, derrotaron a las tropas de la Confederación a cargo de Justo José de Urquiza.

Los hombres que tomaron el poder, tras la derrota de Urquiza, elaboraron un plan de gobierno que se aplicó a lo largo de las tres presidencias que se sucedieron; Bartolome Mitre, Domingo Faustino Sarmiento y Nicolás Avellaneda.

El programa de gobierno que debía llevarse a cabo se proponía, terminar con los caudillos federales, extender la soberanía a todo el territorio borrando las fronteras interiores y desplazando los límites que aún estaban ocupados por los indios, garantizar el orden jurídico a través de la Constitución sancionada en 1853 para todo el territorio nacional,  civilizar siguiendo el modelo europeo, educar a las masas para que pudieran acceder al ejercicio de sus derechos, desarrollar la economía atrayendo capitales extranjeros, promover obras públicas, dar prioridad a las actividades agroganaderas destinadas a la exportación y fomentar la inmigración para poblar el desierto y lograr el desarrollo económico.

El proyecto inmigratorio

Tal como había detallado Alberdi,en su obra “las Bases”,el proyecto inmigratorio comenzó a llevarse a cabo a partir de la asunción del General Bartolome Mitre a la presidencia en el año 1862.

Durante un discurso en el Congreso del 12 de mayo de 1864 Mitre decía :

Tenemos un territorio vasto y feraz,que puede contener y alimentar generosamente a una población casi igual a la que habita la superficie de Europa bañada por el mar,cruzada por los ríos que penetran el corazón del país,y una llanura preparada por la mano del Creador,que solo espera los brazos del jornalero para fecundarla y los rieles del ferrocarril para activar las comunicaciones entre los hombres”

Los brazos de los jornaleros y la mano de obra que el país necesitaba comenzó a llegar desde Europa , los ferrocarriles,las inversiones y la industria arribaron de la mano de capitales extranjeros y de empresarios que aumentaron rápidamente su fortunas, teniendo además el control de vastos territorios acaparando el monopolio de distintos tipos de industrias.

De esta manera comenzó a conformarse la “Argentina moderna”; con familias poderosas y clases obreras que aportaban su mano de obra con la esperanza de mejorar sus condiciones de vida.

El proceso inmigratorio, se realizó en dos etapas: La primera se centró en la llamada inmigración selectiva o dirigida.

Durante el año 1868,se creo la Comisión Central de inmigración y la oficina de trabajo que remitía a Europa información sobre la necesidad de trabajadores, sueldos y tipo de contratos.

Las preferencias estuvieron dirigidas a los inmigrantes anglosajones y arios, porque se los consideraba que pertenecían a “razas” más fuertes y mejor preparadas para el trabajo.

Fue así como se le dio prioridad al establecimiento de colonias, en distintas regiones del país,generalmente las más inhóspitas

Se poblaron territorios con extranjeros de una misma nacionalidad,y se fijo el lugar donde iban a establecerse,el tipo de grupo familiar,las actividades económicas que iban a realizar y la entrega de tierras a los colonos que se radicaran en dichas colonias.

En esta primera etapa,se dieron tierras fiscales de manera gratuita para su explotación agropecuaria pero luego por diversos intereses económicos, las tierras mas fértiles fueron elevando su cotización por lo tanto fueron otorgadas tierras menos fértiles y mas aisladas

Bajo la presidencia de Nicolás Avellaneda, se sancionó “la ley de inmigración y colonización”que fue aprobada por el congreso nacional el 19 de octubre del año 1876.

A través de esta ley se creó el departamento general de inmigración y la oficina de tierras y colonias.En este organismo nacional se registraban los nombres y los lugares de origen de los que llegaban apenas bajaban de los barcos.

Los inmigrantes tenían cubierto el derecho de alojamiento por cinco días en el hotel de inmigrantes que se haba levantado durante el año 1857.

La demanda de mano de obra, fue tan grande que con el correr de los años las condiciones en las que se los alojaba eran cada vez mas insalubres y el hacinamiento comenzaba a hacer mella acentuando los conflictos y las protestas de aquellos obreros inmigrantes que empezarían a organizarse en distintas asociaciones y gremios como veremos más adelante

Basándose en los preceptos de la constitución de 1853, se le garantizaba a los extranjeros que gozarían en el territorio de la nación de todos los derechos civiles, que podían ejercer su industria, el comercio o su profesión,poseer bienes,comprarlos y enajenarlos,así como se aseguraba la libre navegación de los ríos ,el libre ejercicio de su culto y poder casarse en el territorio argentino bajo nuestras leyes.

Al intensificarse la demanda de mano de obra , debido al crecimiento de la industria,la llegada de capitales extranjeros y la exportación de materias primas, la inmigración que en un principio fue “selectiva” se transformo en “espontánea o voluntaria”, lo que implico que extranjeros de distintas nacionalidades, algunos con antecedentes penales,por revueltas políticas en sus países de origen arribaran a la Argentina.

Esta inmigración voluntaria se intensifico a partir de 1880,bajo la presidencia de Julio Argentino Roca.

A diferencia de los primeros inmigrantes,las nuevas oleadas de extranjeros se radicaron sobre todo en la ciudad de Buenos Aires.

Se trataba en su mayoría de obreros no calificados,que encontraron trabajo en fabricas o en talleres,y que carecían de bienes propios,solo contaban con su fuerza de trabajo a cambio de un salario;estos trabajadores fueron los que conformaron el llamado “proletariado urbano”

La ciudad de Buenos Aires,fue cambiando su fisonomía y sus viejas costumbres.

Se incorporó una nueva clase social,la del obrero que empezó a luchar por sus derechos reclamando mejores condiciones laborales organizándose en agrupaciones y gremios,influenciados por activistas y por ideólogos que habían llegado al país junto a la gran masa inmigratoria.

El arribo masivo de inmigrantes provocó entre otros cambios un ambiente multicultural.

Muchos políticos e intelectuales,sobre todo los mas conservadores y nacionalistas,provenientes de las antiguas familias “patricias” manifestaban su repulsión y sus criticas a esta nueva etapa inmigratoria influenciados sobre todo por las corrientes deterministas que aseveraban que un individuo estaba determinado por su herencia social, por lo tanto los inmigrantes de los sectores mas pobres, como los Italianos del sur de Italia,los españoles, los judíos y los rusos eran un problema y se convertían en una “lacra”, que debía expulsarse porque no representaban la identidad nacional,y lo que era peor aún atentaban contra las buenas costumbres respondiendo a intereses foráneos.

A pesar de que desde el gobierno se seguía propiciando la inmigración muchos sectores sociales,observaron el fenómeno inmigratorio como un elemento desestabilizador y alertaban sobre los efectos políticos y sociales que ocurrirían en el país.

El director de migraciones;Juan Alsina,quien ocupo ese cargo entre los años 1890 y 1910,expresaba que:”La diversidad de razas,de tan profunda diferencia, indígena americana,negra,asiática y europea,coexistiendo en una nación,crea problemas sociales gravísimos”

Desde el estado nacional se iniciaron políticas destinadas a la inclusión de los inmigrantes y a la construcción de una nacionalidad argentina.

La implementación de la ley 1420,sancionada en 1884, durante la presidencia de Julio Argentino Roca,impulsaba la educación pública,laica,gratuita y obligatoria para todos los menores residentes en la Argentina.

Uno de los objetivos de esta ley era el de aunar y homogeneizar a la población sobre todo a las generaciones mas jóvenes.

Sin embargo a principios del siglo XX, los conflictos y los reclamos de la masa obrera se intensificaron aún mas,y las palabras huelgas, sabotajes,manifestaciones y protestas comenzaron a escucharse asiduamente entre los habitantes de la Argentina.Nuevamente el país volvería a estar dividido y enfrentado.


Bibliografia y fuentes consultadas:

Sarmiento Domingo F ,”Facundo”,editorial Huemul S.A,1978

Alberdi Juan Bautista,”Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina,Editorial Losada,1980.

Botana Natalio,”El orden conservador: La política argentina entre 1880 y 1916,Bs As,ed Cúspide

Halperín Dhongi Tulio,”Proyecto y construcción de una nación” (1846.1880) de Ariel,1995

Garabedian Marcelo,”La inmigración en la Argentina”,publicaciones del Museo Roca.Bs As

Revista “Todo es Historia” N 398,septiembre de 2000


Periodo del suceso: 1850
Palabras clave: