Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Análisis Proyectivo

El retorno de la derecha y el nacionalismo

En la Argentina, al igual que en varios países europeos o americanos, se está viviendo un tiempo político que marca un retorno a posiciones de derecha y de ideas de fuerte sesgo nacionalistas, que incluso llegan a preocupar no solo a los habitantes de esos países sino a otros que tienen fuertes lazos, diplomáticos, económicos o políticos con ellos.

Podríamos llegar a decir que en el tiempo que el primer atisbo de este cambio a posiciones mas conservadoras y nacionalistas se dio primero con el referéndum de Escocia que deterrminó que la mayoría de la población de ese país decidió no pedir por la independencia frente al Reino Unido, pero dicha decisión trajo posteriormente otro tipo de consecuencias, porque el Reino Unido en otro referéndum que se conoce con el nombre de Brexit decidió su desvinculación de la Unión Europea, una decisión que trae aparejadas una enorme serie de consecuencias para la integración europea y su vinculación con el resto del mundo.

Más tarde las elecciones en Francia, Holanda y Austria terminaron de confirmar que el viraje a posiciones más aislacionistas o de derecha no habían sido expresiones aisladas, sino que estaban en el centro de un fuerte debate interno que se vive en el seno de la sociedad europea. Las consecuencias de la gran inmigración que pide a gritos entrar o que ya entró en los países de la Unión Europea ha provocado fuertes reacciones a favor o en contra, en especial en aquellos países miembros que no han podido aún unificar un criterio para abordar tamaña catástrofe humana producida por las guerras que se viven en los límites de la citada Unión.

Como coralario de toda esta situación, al menos hasta el momento de escribir este artículo, también se celebraron elecciones en Alemania y se llevó a cabo un intento de referéndum en la región de Cataluña que ha confirmado la tendencia que previamente describí. En el primero de los casos si bien el resultado electoral favoreció a la actual canciller Angela Merkel, el porcentaje que obtuvo fue inferior al que se esperaba pero en si misma esta no fue la principal noticia de esta elección. Lo que realmente sorprendió a muchos y preocupo a otros tantos, es la fuerte irrupción del partido político Alternativa para Alemania (conocido como AFD por sus siglas en idioma alemán), de clara connotación ultraderechista, que por primera vez en 50 años irrumpe en la composición del Bundestag ( parlamento alemán) encendiendo todas las luces de alarma en una Europa que está viviendo un profundo cambio a posiciones más radicalizadas en lo político, que traerá aparejadas también fuertes consecuencias en lo económico.

Finalmente, tampoco se puede dejar de lado el referéndum secesionista que se llevó a cabo en Cataluña que a diferencia del realizado en Escocia que contó con el visto bueno del poder político del Reino Unido, no fue el caso de lo que se vivió en Barcelona y toda la región catalana que fue torpeado de diferentes maneras desde el poder central de Madrid para que el mismo no tuviera posibilidades de desarrollarse normalmente.

Todo lo anteriormente expuesto nos pinta de cuerpo entero que Europa está en un profundo proceso de cambio y que hay algunas señales políticas que por lo simbólicas y por la historia reciente, no pueden menos que producir más que gran preocupación para el resto del mundo como es el caso de lo acontecido en Alemania más precisamente.

En nuestro continente americano al mismo tiempo, también se puede observar como la derecha ha ganado grandes espacios de poder, tomando claramente la iniciativa, en especial en la principal potencia mundial que es EEUU, donde el presidente Donald Trump y su lema “America First” representan un claro caso de retorno a prácticas aislacionistas de neto corte nacionalista. Dan cuenta de ello decisiones que no pasan para nada desapercibidas como el retiro de EEUU del seno de la UNESCO, la no confirmación del protocolo de Tokio sobre calentamiento global o hasta las duras críticas del presidente norteamericano a sus grandes aliados europeos de la OTAN que asistieron perplejos a comprobar como su principal aliado llego a plantearse el permanecer o no en el seno de esta alianza militar atlántica.

Nuestro vecino Brasil también está viviendo un periodo donde la derecha retomo el poder luego del proceso de impechment que sufrió la ex presidente Dilma Roussef, su vicepresidente Michel Temer ha realizado en este corto tiempo una reforma laboral de la que habla todo el subcontinente americano, la misma se llevo a cabo en aras de lograr una mejora en la competitividad y de esa forma tratar de salir de la profunda recesión económica que vive el país. Esta medida que ha impactado en el seno de la sociedad brasileña ha marcado a las claras un retorno a una agenda de derecha que contradice el ideario de quien lo antecedió en el poder a Michel Temer, aun pese a no tener una buena imagen publica y ser ampliamente cuestionado desde varios sectores sociales y políticos del país.

También podemos observar como nuestro vecino, Chile, esta viviendo este llamado viraje a la derecha, con la reaparición del ex presidente Sebastián Piñera como el principal aspirante a la presidencia chilena que estará en juego en el próximo mes de Noviembre, muy por encima según la mayoría de las encuestas del candidato oficialista y de otros partidos. Chile está asistiendo a un fin de segundo mandato de Michelle Bachelet que la encuentra en franca decadencia y con una imagen pública en clara caída, claro síntoma del desgaste que ha sufrido en este, su segundo y según parece último mandato al frente de Chile.

Finalmente la Argentina también es gobernada por una alianza de gobierno encabezada por el presidente Mauricio Macri, donde la derecha marca claramente los tiempos políticos que se viven y que muestra de ello se espera como resultado en las próximas elecciones legislativas de medio termino.

Como coralario podríamos decir que esta fuerte reaparición de la derecha en América, se da indudablemente en el marco de un profundo desgaste que sufrieron los llamados gobiernos progresistas o populistas de la región, que en muchos casos estuvieron salpicados de graves denuncias de corrupción y de malas prácticas institucionales, que los han llevado a ser derrotados en las urnas en elecciones presidenciales y legislativas recientes, marcando el regreso de la agenda de la derecha a la región.

                                                       Luis A. Aparicio



Periodo del suceso: 2017
Palabras clave: