Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

¿Quiénes fueron los montoneros?


 

Las células iniciales de Montoneros surgieron durante la década del 60 con un grupo de jiglesia óvenes que estaban vinculados a la rama conservadora de la Acción Católica, grupo de la en la que también participaban militares.

Otros provenían de Tacuara, movimiento nacionalista que tenía una organización política de ultraderecha, nacionalista, católica, anticomunista, antisemita y antidemocrática que actúo entre los años 1955 y 1965.

Este grupo fue creado oficialmente a fines del año 1957.La mayoría de sus integrantes eran jóvenes, hijos de familias de la alta y media burguesía de Buenos Aires que militaban en la Unión Nacionalista de Estudiantes secundarios.

Los militantes de Tacuara, llevaban la Cruz de Malta en la solapa, se ponían su uniforme para las reuniones secretas en el Cementerio de la Chacarita y tenían vínculos con algunos grupos militares y policiales que los proveían de armas y manoplas con las que atentaban contra escuelas judías.

]En un principio, el peso del catolicismo fue central en la constitución del grupo. Sus principales dirigentes fueron Alberto Ezcurra Uriburu, José Joe Baxter, Oscar Denovi y Eduardo Rosa.

En el transcurso del año 1962, Tacuara se divide y sus integrantes conforman nuevos grupos. Uno de ellos fue el Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara, dirigido por José Luis Nell y Joe Baxter y el ala izquierda dirigida por Galimberti que defendía al peronismo pero atacaba al marxismo.

La mayoría de estos jóvenes eran estudiantes secundarios que pertenecían al colegio Nacional Buenos Aires y al colegio Argentino Modelo.

Sus ideas eran difundidas a través de publicaciones propias y de solicitadas en las diferentes publicaciones nacionalistas del país.

Tuvieron un punto de encuentro en la revista Cristianismo y Revolución, dirigida por Juan García Elorrio.

Hacia fines de la década del '60 fueron alineándose políticamente con el peronismo revolucionario que tenía un   perfil populista y anti-imperialista.

Su ideología se iba estructurando con la  mezcla de la doctrina peronista, con elementos del marxismo latinoamericano revolucionario, provenientes del Che Guevara y de Fidel Castro, recibiendo además fuertes influencias católicas desde el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

 Muchos de sus fundadores se conocieron cuando eran seguidores del sacerdote tercermundista Carlos Múgica

El padre Múgica era consejero espiritual en el Nacional Buenos Aires, colegio donde estudiaban muchos de los que serán los líderes de montoneros.

Los fundadores de la organización Montoneros adoptaron ese nombre para resaltar la continuidad histórica con los caudillos del interior argentino en el siglo XIX y las 'montoneras' originales de la época del chacho Peñaloza y Florencio Varela.

 En las primeras épocas de la organización guerrillera, varios de sus comandos operativos, adoptaron circunstancialmente el nombre de esos caudillos para firmar sus 'partes de guerra'. Esta práctica se abandonó posteriormente cuando sus militantes comenzaron a caer en combate y los comandos firmaban entonces con los nombres de los compañeros muertos.

Dentro de la agrupación montoneros militaban activos intelectuales como Rodolfo Walsh, Dardo Cabo, Julio Roque, Roberto Quieto, Raúl Yaguer, Roberto Perdía, Fernando Vaca Narvaja, Rodolfo Galimberti entre otros.

Muchos de estos milicianos provenían de la organización “descamisados” y otros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias mas conocida como las FAR.

Esta última era una organización armada peronista similar pero con una marcada inclinación marxista que se fusionó con los montoneros en octubre del año 1973.


La “militarización de la organización”

En marzo de 1978, Mario Firmenich y otros militantes decidieron que había que usar uniformes.

Estos uniformes consistían en una camisa celeste con estrellitas en los hombros para los grados y vivos en el cuello, como las del ejército argentino, con la diferencia que las estrellas no eran de cinco puntas sino de ocho, es decir usaban la estrella “federal”.

En el cuello llevaban cruzadas una ametralladora y una “tacuara”.Una boina negra los distinguía ladeada hacia la izquierda.

Por supuesto que este uniforme no lo usaban mientras caminaban por las calles, se lo colocaban cuando tenían reuniones, cuando se fotografiaban o cuando o emitían un comunicado y se filmaban.

Las insignias de grados eran iguales a las del ejército.El comandante, llevaba una estrella roja, el segundo comandante dos estrellas doradas.

Un mayor usaba una estrella dorada y un capitán tres estrellas plateadas.

En cuanto al entrenamiento que recibieron los que estaban en las tareas de seguridad o comunicación ligados a la conducción realizaban “cursos militares”.

Muchos de ellos lo hicieron en medio oriente, en el sur del Líbano un lugar situado en la frontera con Israel.

Aprendían el manejo de todo tipo de armas, explosivos y desplazamiento de vehículos.

Otros realizaban las prácticas en países de América Central como Nicaragua, Cuba o el Salvador.


La primera aparición “pública”

La organización armada Montoneros se presentó ante la sociedad el 1 de junio de 1970 mediante un comunicado referido al secuestro y asesinato del general Pedro Eugenio Aramburu, quien fuera la cabeza de la sublevación militar de 1955 y proscribiera al peronismo.

El asesinato de Aramburu fue un hecho fundacional para la agrupación montonera ya que a partir de ese momento se dan a conocer como uno de los brazos más fuertes de la lucha armada revolucionaria.

Este hecho dividió a muchos militantes ya que los viejos peronistas no estaban de acuerdo con la implantación de una cultura de la violencia y el asesinato como medio para lograr sus fines.

Fueron muchos los que tuvieron que sufrir las consecuencias mas tarde sin tener ninguna participación en el crimen.

Uno de los que no estuvo de acuerdo con este hecho fue el Padre Carlos Múgica, quien dijo entonces: 'Quienes secuestraron a Aramburu no fueron los guerrilleros de Taco Ralo. Es un castigo por los fusilamientos de 1956 y si digo algo más me va a pasar un camión por encima'.

 El secuestro se había realizado el 29 de mayo (DIA del Ejercito Argentino), cuando militantes de un autodenominado 'Comando General Juan José Valle de la organización Montoneros vestidos como oficiales del Ejército lo sacaron en su departamento haciéndole creer que le brindarían custodia. Aramburu fue llevado por la fuerza a una chacra de la localidad de Timote, provincia de Buenos Aires y luego de un 'juicio revolucionario' , fue acusado por traición a la patria, por los fusilamientos de civiles en los basurales de José León Suárez, por el del General Juan José Valle y otros militares, y por la desaparición del cadáver de Evita.

Con esta aparición comienzan a ser cada vez más conocidos a pesar de que ya existían como grupo, pero actuaban de manera clandestina.

 

Con el transcurso del tiempo los Montoneros sufrieron un gradual aislamiento de la base popular peronista en que se apoyaban, hasta que fueron completamente derrotados por la dictadura militar que se inició en 1976 derrocando al endeble gobierno constitucional de la viuda de Perón, después de casi dos años de gran inestabilidad política y económica, una evidente inoperancia institucional, y la indiferencia de la gran mayoría de la población.

 En la semana previa al golpe militar los Montoneros asesinaron a 13 policías, como parte de su nueva ofensiva denominada 'La Tercera Campaña Militar Nacional Montoneros”.[]

Con vías a aniquilar a sus opositores, este nuevo régimen dictatorial (cuyos dirigentes y cuadros militares habían sido entrenados en la famosa 'Escuela de las Américas' a cargo de los EE.UU., y en donde se les enseñaba entre otras materias técnicas de acción psicológica, tortura, y control de población) inició una política institucionalizada de secuestro, desaparición forzada, tortura y exterminio en más de trescientos cuarenta centros clandestinos de detención.

 Años después los defensores de tal régimen alegarán que éste 'continuó la política ordenada por la Presidenta Martínez de Perón', a través de dos decretos por los cuales en 1975 ordenaba 'aniquilar el accionar subversivo'.

José López Rega,  secretario privado de Perón y conocido también como lopecito, tal como lo llamaba familiarmente Perón, o Daniel por sus allegados y El Brujo por sus enemigos, debido a sus inclinaciones esotéricas,  fue ascendido a Comisario General por Perón y nombrado Ministro de Bienestar Social del gobierno.

 López Rega tuvo un importante rol en la lucha contra Montoneros, a quienes solía referirse como la infiltración marxista. De esta forma se  creó y se apoyó financieramente, con fondos ilícitamente desviados desde el ministerio a su cargo, la paramilitar Alianza Anticomunista Argentina o Triple A.

La Triple A contaba muchas veces con la colaboración operativa y de inteligencia militar para atentar violentamente, no sólo contra los cuadros Montoneros y las juventudes políticas de la Tendencia Revolucionaria, sino también contra cualquier ciudadano sospechoso de poseer una ideología de izquierda.

En ese período Montoneros continuó contra la dictadura militar la lucha que había iniciado durante el gobierno constitucional.

Entre mediados y fines de 1976 la Conducción Nacional y los cuadros de más jerarquía partieron al exilio a México donde establecieron su 'cuartel general', desde el cual continuaron actuando. En enero de 1978 se fueron a Cuba, por motivos de seguridad, pues en esos días un comando militar junto a militantes 'doblados' intentaron atentar contra Firmenich en suelo mexicano. La operación pudo ser desbaratada gracias a uno de los integrantes del comando Tulio Valenzuela, quien simulando estar 'quebrado' y ser un militante 'doblado', al llegar a México se puso en contacto con la organización y denunció la maniobra.

Luego de una estadía en La Habana, la conducción montonera se trasladó a Europa.

Durante el transcurso del 'Proceso', la mayoría de los cuadros activos de la organización Montoneros fueron muertos o secuestrados, quedando a disposición de las Fuerzas Armadas o de seguridad como 'detenidos/desaparecidos'.

 Algunos miembros de la cúpula dirigente de Montoneros (Firmenich, Perdía y Vaca Narvaja), han sobrevivido. Muchos fueron acusados de haber actuado como agentes de contra inteligencia y entregadores de sus propios compañeros fueron varios los testigos que vieron frecuentar a Mario Firmenich y a otros dirigentes al despacho de Emilio Massera ...


 




                                                             

 

 


 

 

Periodo del suceso: 1970
Palabras clave: Perón, Aramburu, 'Proceso', Che Guevara, Triple 'A'