Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

Presidentes en la mira: El derrocamiento de Illia

http://astrolabiodeltiempo.com.ar/ImagenArticulos/Arturo_illia.jpg

Arturo Illia había triunfado en las elecciones del año 1963 bajo un clima de debilidad en el sistema político.

Contaba solo con un tercio de los votos en el Congreso, los otros dos tercios estaban en poder de nueve partidos con los que el vicepresidente Carlos Perette negociaba para tratar de sacar adelante cada proyecto.

Illia tuvo que gobernar con el poder militar vigilando y la oposición activa del peronismo, sumado a la polarización d

e todas las fuerzas políticas que intentaban a cada paso sacar partido de la debilidad del gobierno.

El peronismo militaba activamente en contra del gobierno que había asumido.

Se organizaban planes de lucha que consistían en huelgas, movilizaciones y ocupaciones de fábricas que paralizaban la debilitada economía del país y creaban un clima de caos e incertidumbre.

El golpe que se aproximaba empezó a ser promovido y publicitado por todos los medios de comunicación. El gobierno era constantemente ironizado por su lentitud e identificado con una tortuga.

Se satirizaba permanentemente la calma provinciana de un médico rural que había subido a la presidencia,  frente a las convulsiones de la sociedad y las permanentes negociaciones en el congreso.

El derrocamiento del presidente  y la asunción de la primera magistratura del país por parte del teniente general Juan Carlos Onganía eran un proceso inminente.

A principios de junio, el ministro de defensa, ordenó el relevo acusando que era “por razones de disciplina” del director de la Escuela Superior de Guerra, el brigadier Hugo Martinez Zuviria.

El general Pistarini, comandante en jefe del Ejército, mantenía mientras tanto reuniones a puertas cerradas con los más altos mandos del ejército.

Se sumaban además, los rumores sobre la renuncia del secretario de Guerra y otros trascendidos que paulatinamente iban empeorando la situación.

El 27 de junio, Pistarini relevó al general Carlos Caro de su comando y ordenó su arresto.

Al mismo tiempo patrullas militares tomaban el control de radios y televisoras. Unas horas después, un radiograma firmado por Pistarini informaba que se desconocía la autoridad del secretario de Guerra, general Rómulo Castro Sánchez.

Se dispuso el acuartelamiento de las tropas y se ocupó el departamento central de policía y la central de ENTEL.

Los comandantes de las tres armas decidieron emplazar a Illia para que adoptara una serie de medidas, mientras tanto la aeronáutica apoyaba al ejército.

A las 23.35 hs, los efectivos militares se desplegaron por la ciudad y en la madrugada del día 28 de junio de 1966, un radiograma comunicó que los mandos del ejército desconocían la medida del presidente Illia, ordenando el relevo del general Pistarini como comandante en jefe del arma.

Veinte minutos más tarde se lo intimaba a Illia a renunciar y en la Casa Rosada, el presidente se negaba a aceptar el ultimátum. Esa noche lo pasaría allí sin querer salir por la fuerza.

A las 7 de la mañana ingresa a la Casa de Gobierno el general Julio Alsogaray quien se dirige al despacho presidencial.

Tras un breve diálogo, Alsogaray se retira e ingresa el general Perlinger. A las pocas horas Illia decide abandonar su despacho.

Al día siguiente, el 29 de junio el general Juan Carlos Ongania asume la primera magistratura, jurando ante los miembros de la junta militar conformada por  el almirante Benigno Varela y el brigadier Teodoro Álvarez

Al asumir dirigieron un mensaje al pueblo que argumentaba lo siguiente: “Debe verse en este acto revolucionario el único y auténtico fin de salvar a la República y encauzarla definitivamente por el camino de su grandeza”…

Una vez más ocurría en nuestro país un golpe militar, una vez mas pronunciaban sus discursos repletos de palabras de grandeza y mostrándole al pueblo que eran los encargados de hacer una patria mejor.

Lamentablemente los argentinos no habían aprendido aún, a pesar del duro golpe del 55, a luchar por la democracia. Faltaba pasar todavía mucha agua por bajo del puente para que esto ocurriera. Mientras tanto volvíamos a adaptarnos a los comunicados y al ejército caminando por las calles.



 

Periodo del suceso: 1966
Palabras clave: Illia, Golpe de estado, Onganía, Pistarini, 1666