Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Análisis Proyectivo

Problemas del mundo Contemporáneo

Problemas del mundo Contemporáneo

Por la lic. Andrea Ravalli

A pesar de que el hombre avanzó a pasos agigantados durante los últimos siglos en la ciencia, en   las comunicaciones y en la tecnología, produjo graves consecuencias sociales, económicas y políticas que nos llevan a pensar si realmente hemos evolucionado

A pesar de que el hombre avanzó a pasos agigantados durante los últimos siglos en la ciencia, en   las comunicaciones y en la tecnología, produjo graves consecuencias sociales, económicas y políticas que nos llevan a pensar si realmente hemos evolucionado.

En las puertas del siglo XXI, aun sigue existiendo la pobreza, las desigualdades sociales, la violencia y el desempleo de masas.

Durante los últimos años del siglo XX, la confianza en el progreso se fue debilitando y se profundizaron problemas que generaron graves crisis sociales.

Son muchos los países que aceleraron el progreso tecnológico y económico pero se sumergieron en una forma de vida que transformó a las personas en máquinas productivas.

Sociedades como la de Japón son algunos de estos ejemplos; con  una cultura milenaria que pregonaba a través de sus costumbres, sus  creencias filosóficas y religiosas, la búsqueda de la paz interior y de la armonía, hoy sufren un promedio de un suicidio cada 20 minutos.

El incremento del consumo por el consumo en si, y los niveles de stress van aumentando día a día.

Tienen la mejor tecnología del mundo pero sin embargo cada uno vive sumergido en su burbuja.

Este es sólo uno de los ejemplos de los tantos países que entraron en esa vorágine, apoyada por la globalización y la casi desaparición de los estados nacionales.

La televisión y los medios de comunicación se encargan también de difundir una cultura global por encima de las identidades nacionales establecidas.

La pregunta es ¿A dónde va el hombre? Tal vez deberíamos hacernos esta pregunta más frecuentemente.

 

Las graves desigualdades sociales y la pobreza

 Los cambios que se produjeron en la producción y en el trabajo trajeron aparejados mayores desigualdades sociales.

En la mayoría de los países Europeos y en America Latina, las desigualdades se manifestaron en el incremento del desempleo y en el retroceso de los salarios.

Entre los años 1970 y 1990, el salario medio de los trabajadores de Estados Unidos retrocedió un 5 % mientras que la distancia entre el 10 % más rico de la población y el 10 % más pobre aumento un 40 %.

El salario de los presidentes y de los directores generales de las empresas paso a ser ciento cincuenta veces mas alto que el salario de los obreros no especializados, cuando a principios de la década del 70 era 30 veces mayor.

Disminuyeron las retribuciones de los asalariados, sobre todo los de baja calificación pero los beneficios de los altos ejecutivos crecieron cada vez más.

En el año 1997, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, elevó un informe en el que detallaba que desde el año 1960, la desigualdad en el mundo fue en alarmante aumento.

A su vez, dentro de cada país fue aumentando la diferenciación regional entre zonas integradas a los nuevos modelos productivos y zonas marginales de ese proceso.

Más del 20 % de la población mundial vive en condiciones de extrema pobreza sin posibilidades de satisfacer las mínimas necesidades de subsistencia y otro porcentaje padece la llamada “pobreza relativa”, en la cual los ingresos que perciben están muy por debajo del promedio de otras sociedades.

La brecha entre ricos y pobres es cada vez mayor en el mundo.

Estas graves diferencias tienen mayor extensión en los países de África, en distintas regiones de Asia y en América Latina.

Lugares donde el hambre es solamente un aspecto de la cultura de la miseria.Viviendas precarias amenazadas por insectos y parásitos, falta de agua potable, falta de energía eléctrica y de políticas sanitarias pero ¿A quién le interesa?, algunos dirán pobres existieron siempre…

 Entonces tenemos al mundo dividido, los que tienen y los que consumen y los que no tienen nada.

 

El flagelo de la violencia

 Los mayores conflictos armados en la historia de la humanidad se produjeron durante el siglo XX.

Las dos guerras mundiales mostraron la capacidad de destrucción a la que puede acceder el hombre.

Hoy en día existen más de una docena de países que poseen armas nucleares y las guerras no han terminado.

En los primeros años de la década de 1990, se produjeron conflictos armados, algunos tuvieron lugar con posterioridad a la desintegración de la Unión Soviética pero los que tuvieron mayor desarrollo fueron los llamados “conflictos interétnicos”, que existen dentro de estados multinacionales que buscan una nueva configuración territorial y utilizan cualquier método para lograrlo.Ejemplos son los de África, o la ex Yugoslavia con las acciones de “limpieza étnica”.

También las posiciones fundamentalistas se fortalecieron. La religión adoptó una forma política en el mundo contemporáneo.

Muchos de estos conflictos armados son sustentados por países poderosos que les venden las armas para matarse entre ellos.

La violencia, la delincuencia se transformaron en moneda corriente.

 ¿Este es el mundo que queremos?, creo que la respuesta de la mayoría de los simples mortales es un No, pero habrá que pensar que el hombre le da el poder a otros hombres para que estas situaciones se sigan sucediendo mientras que el hombre no baje sus niveles de ambición desmedida y  de poder seguiremos conviviendo con los problemas del mundo contemporáneo.

Periodo del suceso: 1900
Palabras clave: Desigualdades sociales, guerras, capitalismo, progreso