Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

Hechos curiosos de nuestra historia

http://www.astrolabiodeltiempo.com.ar/ImagenArticulos/Serenos.jpeg
De Serenos y Policías

Hoy en día todos estamos preocupados por la falta de seguridad. Las autoridades municipales han implementado la figura de la policía metropolitana y de  la guardia urbana para tratar de contrarrestar de alguna manera la inseguridad que cada día se apodera de las calles.

Pero lo curioso es que salvando las diferencias de las épocas y los años transcurridos siempre hubo robos e inseguridad en las calles de Buenos Aires.

En la ciudad de antaño estaba la figura del sereno que custodiaba las noches de los porteños y de algunos habitantes de las ciudades del interior.

Prendía los faroles, hacia guardias y controlaba que todo estuviera en orden.

Así como la guardia urbana los serenos tenían un deber que cumplir.

 Para ello se decretó en el año 1834, el reglamento de serenos que establecía las obligaciones que debían llevar a cabo

Algunos de estos artículos reflejan cuales eran las funciones de los que cuidaban por aquel entonces la seguridad de las calles de Buenos Aires.

Reglamento del sereno

Art 1-El sereno reconocerá por jefe al presidente de la Comisión Directiva en lo concerniente a cobro de sueldos y ocurrencias relativas a su persona, y en lo que sea a las publicas al Comisario de Ordenes en la Casa Central de Policía.

Art 2- Su sueldo será de 100 pesos y cinco se le abonarán para la luz del farol, siendo de su cuenta la conservación y entretenimiento de este, así como de la pistola y demás útiles que se le entreguen.

Art 3- Media hora antes de la señalada para dar principio de su encargo todo sereno se hallará en el paraje que se destine, a pasar lista y recibir órdenes debiendo presentarse ya armado y preparado para pasar la noche.

Art 4- El servicio principiará en primavera y otoño a las 10 de la noche, a las once en verano, y a las 9 en invierno, concluyendo al cañonazo del alba.

Art 5- Desde la hora dicha principiará a rondar el distrito que se le señala con marcha pausada, sin detenerse a conversar en pulperías, casas o con persona alguna, y sólo hará alto en las bocacalles no excediendo este de un cuarto de hora.

Art 6- Siempre que encuentre alguna pulperia abierta, contra lo mandado por la policia intimara al pulpero que cierre su puerta y si no lo efectuare dara parte al alcalde o teniente inmediato.

Art 7- Cada media hora que suene la campana del reloj de la Casa de justicia, cantara la hora y el tiempo que haga.

Art 8- Siempre que cualquier vecino que llame al sereno deberá prestarle atención ya sea para que lo despierte a tal o cual hora, como para ocurrir a algún desorden interior, y en este caso hará señal de auxilio si lo necesita, y del mismo modo si algún vecino lo exigiere para remitir algún sirviente a la policía, llamar un medico o confesor, o en necesidad de alguna medicina se prestara a hacerlo si esta en su distrito, y si en otro, hará correr la voz de uno en otro sereno hasta verificarlo.

Art 9- Siempre que encuentre algún ebrio que pueda andar, será conducido de sereno en sereno, a la Casa Central de policía,

Art 10- Observara a toda persona o personas, que se hagan sospechosas ya sea por la posición en que se hallen o la repetición de sus marchas, la interrogara y no satisfecho la conducirá de sereno a la policía, comunicándose a los serenos el motivo de su detención para dar el parte.

Art 11- Siempre que en horas avanzadas observare un postigo o alguna puerta abierta que crea de poca seguridad, y que considere estar así por descuido, llamara o dará golpes sin entrar, hasta que lo cierren, y en caso de estar sola la habitación, dará parte al alcalde o teniente mas inmediato para que tome providencia.

Art 12- En el mero hecho de hacerse un robo en el distrito de un sereno, será suspendido de su empleo hasta que se averigüé el hecho y justifique no haber podido evitarlo.

Art 13- Si resultare que no hubiere cumplido el sereno su deber, estorbando el robo, será entregado a la policía.

Art 14- Si el robo se hubiere hecho violentando una puerta el cargo se hará al sereno que corresponda.

Art 15- Los serenos estarán exentos de todo servicio militar durante este cargo.

 

Periodo del suceso: 1834
Palabras clave: Buenos Aires