Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

De prostíbulos y prostitutas

De prostíbulos y prostitutas

Nuestra historia esta repleta de anécdotas, personajes y hechos que atraen la curiosidad.

Cuando solemos revolver archivos, revistas viejas o documentos nos topamos con estas curiosidades.

Parece ser que a pocos años del comienzo del siglo XX, la prostitución era una preocupación para las autoridades porque había aumentado el número de prostíbulos y de prostitutas y por ende, el requerimiento de sus servicios.

Todos sabemos que la prostitución  es tan vieja como el hombre mismo, y seguramente recordarán que hace pocos años atrás se discutía si debían ubicarse o no en la ciudad de Buenos Aires, las llamadas “zonas rojas”, como existen en muchos países del mundo. Sin embargo, pasó el tiempo y casi ni se habla al respecto, aunque la actividad siga existiendo.

Hace casi 150 años atrás, se reglamentó el ejercicio de la prostitución en nuestro país.

Dicho reglamento se ordenó el 5 de enero del año 1875. Es interesante hojear alguno de sus artículos, curiosos por cierto, que  establecían orden, preservando la higiene y la seguridad de la comunidad que acudiera o no a dichos servicios:

 

Sobre las casas de prostitución

Art. 1- Se entienden por casas de prostitución las que están habitadas por prostitutas

 

Art. 2- Las casas de prostitución serán toleradas en el Municipio siempre que se sujeten a las prescripciones de esta ordenanza

 

Art. 3- Las casas de prostitución no podrán ser regenteadas sino por mujeres

 

Art. 4- Cualquiera que regentee algunas de las casas de prostitución que actualmente existen en la ciudad, deberá presentar antes de los quince días siguientes a la sanción de esta ordenanza, una solicitud ante el Secretario de la Municipalidad, en la cual se exprese el número de la casa que ocupan, el numero de prostitutas que tenga a su cargo, su nombre, patria, edad, un duplicado del retrato fotográfico en tarjeta, de cada una de ellas, y un certificado médico por el cual conste que en el día de la presentación todas las prostitutas se encuentran perfectamente sanas de enfermedades venéreas, y por separado, una carta de un médico por la cual conste que en adelante será el que asista en la casa.

 

Art. 5- Las casas que se abrieran nuevamente, además de las prescripciones del artículo anterior, deberán cumplir las siguientes:

-          La casa será de un solo piso y en caso de tener varios no podrán ser ocupados sino por las prostitutas.

-           La casa deberá encontrarse a distancia de dos cuadras menos de los templos, teatros y casas de educación; las que actualmente se encuentren en cualquiera de estos casos, serán removidas en el plazo de cuarenta días.

Art. 6- Las casas de prostitución serán consideradas, para los efectos de las ordenanzas sobre higiene y seguridad, como casas de inquilinato, sin que esto autorice para que pueda haber inquilinos en ellas.

 

Art. 7- El permiso para tener una casa de prostitución no es transmisible ni da derecho alguno, pudiendo ser retirado siempre que la municipalidad lo encuentre conveniente y cuando se infringiese cualquier artículo de esta Ordenanza

 

De las prostitutas

 

Art. 8- Será considerada como prostituta toda mujer que se entregue al acto venéreo con varios hombres mediante una retribución en dinero u otra especie, para si misma para quien explote su tráfico o partible entre ambos.

 

Art. 9- Las prostitutas adscritas a las casas de prostitución deberán ser mayores de 18 años a no ser que se pruebe que antes de esa edad se hayan entregado a la prostitución.

 

Art. 10- Las prostitutas deberán someterse a la inspección y reconocimiento médico siempre que fueran requeridas, para ello.

 

-No podrán mostrarse en la puerta de calle ni en las ventanas o balcones de la casa que ocupen, ni llamar a los transeúntes o emplear cualquier género de provocación, lo que les será prohibido hacer igualmente en las calles, paseos públicos y teatros, no pudiendo concurrir a estos en traje deshonesto.

- Deberán encontrarse en casa dos horas después de la puesta del sol, a no ser que tengan motivos justificados para faltar a ello.

- Deberán llevar consigo siempre su retrato en una tarjeta fotográfica, en la cual estará anotada la calle y número de la casa de prostitución a que estén adscritas, su nombre y el número de orden que les corresponda en el registro de la inscripción siendo además timbrada por la municipalidad.

 

Art. 11- La mujer que a sabiendas prestase servicios domésticos en una casa de prostitución deberá sujetarse a las prescripciones del articulo anterior, se considerará sabedora si permanece por más de tres días sirviendo en la casa. Todas las prescripciones son obligatorias para la mujer que regentease la casa de prostitución.

 

Art. 12- Las prostitutas que dejen de pertenecer a una casa de prostitución quedarán bajo la vigilancia de la policía mientras no cambien de género de vida. En este último caso la prostituta podrá solicitar el entrar a un establecimiento de caridad durante un mes, prestando servicios voluntariamente.

 

El reglamento sigue con más artículos que se refieren a la gerencia de las casas de prostitución, a la inspección  médica, a los concurrentes y a lo referente a la prostitución clandestina.

En otro artículo veremos como se siguió reglamentando…

 

 

Por la lic. Andrea Ravalli

 

Periodo del suceso: 1875
Palabras clave: