Astrolabio del Tiempo

En la antiguedad el hombre usaba el astrolabio para medir las alturas, los lugares y los movimientos de los astros.

El tiempo es nuestro astrolabio...
Buscar   
Historia Argentina

Los 'obreros' de Perón

Hasta ese momento los gremios y los sindicatos obreros estaban controlados y manejados por partidos de izquierda que habían sido los fundadores de las primeras organizaciones sindicales.

El departamento de trabajo era un organismo que se había creado para controlar y atender los asuntos de los trabajadores que desde el siglo pasado reclamaban por sus derechos laborales.

Derechos que en su mayoría solo habían sido escuchados hasta el momento por los socialistas, que habían logrado con mucho esfuerzo tener una banca en el congreso

El movimiento laboral estaba debilitado política e ideológicamente.

Luchaban desde hacia décadas contra los patrones que no hacían más que tejer acuerdos con los gobiernos de turno, sin importarles el abuso y la explotación que miles de trabajadores venían padeciendo desde finales del siglo XIX.

Durante la primera presidencia de don Hipólito Yrigoyen se había dispuesto converger con la clase trabajadora y lograr acuerdos entre los patrones y los trabajadores  pero a pesar de los esfuerzos Don Hipólito soporto  343 huelgas de distintos sindicatos.

A esto se sumo la grave crisis del 30 que  había dejado un tendal de desocupados

Era cosa de todos los días ver a hombres de todas las edades  agruparse en los puertos y en las fábricas para protestar y buscar changas que les sirvieran aunque sea para parar la olla.

Colas y colas de trabajadores se agolpaban en las puertas de las fábricas, talleres y comercios para conseguir un misero empleo pero eran reprimidos duramente si intentaban manifestarse y reivindicar su lucha

A pesar de los esfuerzos del gobierno radical, se produjeron dos grandes huelgas cuyo saldo fueron centenares de sindicalistas y obreros detenidos, golpeados y asesinados por la policía que los reprimía sin temblarles la mano

En 1919, la huelga del frigorífico y los metalúrgicos y tres años más tarde la de los trabajadores de la Patagonia, ambas con finales sangrientos.

El éxodo de trabajadores del interior hacia buenos aires se intensificaba, el apodo de cabecitas negras se escuchaba cada vez mas entre la oligarquía argentina que seguía estableciendo nexos entre los patrones y el estado

En 1930, los trabajadores fundaron la “Confederación General del trabajo”, mas conocida como la CGT.Este organismo respondería por los trabajadores y lo representaba ante sus derechos sin embargo disidencias políticas e ideológicas produjeron que a pesar de los esfuerzos la CGT quedara dividida en dos.

Una vez mas los trabajadores quedaban desamparados y volvían a luchar por la reivindicación de sus derechos.

 

Desde el comienzo Perón supo que ningún gobierno militar sobreviviría sin el apoyo popular y menos sin el apoyo de la masa trabajadora y les advertía a sus colaboradores que era necesario que los gremios se acercaran al gobierno

Esta política de acercamiento a las masas no era propiedad exclusiva de Perón, en 1871 en  Alemania, el canciller de hierro, Otto Bismarck ponía en práctica el “estado de bienestar”, estado que contemplaba a la masa obrera para lograr adeptos otorgándoles beneficios sociales.

El mismo Perón había sido testigo en Italia de los discursos de Mussolini hacia la masa obrera para captar su adhesión

Muñido de la idea política de otros lideres, Perón  los convoco al ministerio para “entablar las conversaciones”, él estaba al tanto de los conflictos que atravesaban los trabajadores desde hacia décadas

Uno de sus principales colaboradores  se convirtió en el mediador entre los militares y el movimiento obrero; el joven teniente Domingo Mercante.

Mercante era hijo de un gremialista de la Unión Ferroviaria y desde pequeño escucho las quejas y los reclamos de su padre por lo tanto sabían como tratar con los líderes sindicales y mantenía buenas relaciones de amistad con muchos de ellos

 

La figura de Mercante fue clave para el acrecentamiento del poder de Perón ya que no se había logrado anteriormente ningún acercamiento con las clases trabajadora, por el contrario el gobierno militar había mostrado una postura hostil hacia el movimiento obrero.

Esta postura hostil y de desconfianza se tradujo a través de la  intervención de numerosos sindicatos, el control estricto de las dos CGT, y el seguimiento minucioso de líderes sindicales.

Hábilmente Perón junto a Mercante “sedujeron” a la mayoría de los gremialistas recibiéndolos en sus oficinas y escuchando sus reclamos.Era común ver al secretario atender a los obreros en manga de camisa y comiendo un pebete de mortadela según relatan testigos de la época, esta sencillez en el trato generaba confianza a los trabajadores.

En julio de 1943, se promulgo la ley de asociaciones profesionales.Esta ley disolvió la CGT n2 dirigida por obreros pertenecientes al partido comunista, regulo los sindicatos y estableció que solo los gremios reconocidos oficialmente por el gobierno podían representar a los trabajadores en los convenios.Peron tenia claro que no simpatizaba con los comunistas y que había que combatirlos a como diera lugar

Luego de abordadas estas medidas, Perón presiono para que el Departamento Nacional de Trabajo se convirtiera en la Secretaria de Trabajo y Previsión

Se le concedió a Perón este beneficio y la aplicación de políticas sociales y distributivas se convirtió en uno de sus principales objetivos.

 

 

 

Domingo Mercante fue nombrado jefe de la división de previsión social y Luís Figuerola, un español que se había dedicado a profundizar en las políticas sociales de su país, era nombrado jefe del departamento de estadísticas de la nueva secretaria.

El 2 de diciembre de 1943 Perón expresaba ante los líderes de los principales gremios obreros que había llegado la hora en el que el gobierno asumiría la total responsabilidad para concretar y reforzar las relaciones de los obreros con los patrones y los empresarios.

El 28 de julio del 44, Perón le solicito al gobierno la creación de la Secretaria de industria y comercio para que se promovieran los intereses industriales.

Quedaba claro que los intereses de Perón no solo estaban puestos en el manejo de la Secretaria de Trabajo sino que iría por más

Desde la nueva secretaria de trabajo, ordeno y promulgo leyes para poder intervenir en las disputas obrero-patronales, redacto estatutos para que se reglamentara la previsión social, la vivienda, las vacaciones, y el trabajo rural

Los trabajadores y los líderes sindicales estaban sorprendidos, era la primera vez que un militar hacia algo por ellos.

Una de las condiciones básicas que se les imponía a los trabajadores era que aquellos que aun no estuvieran organizados debían formar nuevos gremios de esta forma nacían nuevas asociaciones gremiales y Perón se aseguraba adeptos

Lentamente se fueron acercando a Perón antiguos dirigentes obreros como Cipriano Reyes quien se convertiría por un tiempo en la mano derecha y hombre de confianza del nuevo líder sindical

Reyes era un anarco-sindicalista, fundador del sindicato de la carne.

Había empezado su actividad sindical en los años 20.Este antiguo activista obrero le serviría a Perón como puente entre los viejos sindicalistas de izquierda y los nuevos lideres obreros.

En septiembre del año 1945, se produjo una manifestación del gremio de la carne y en un hecho que no había quedado claro había sido asesinado uno de sus hermanos que militaba en las filas del sindicato de la carne.

El secretario de trabajo asistió junto a Domingo Mercante a los funerales, ganándose así el afecto y la cercanía de Cipriano

Perón ya tenía poder, y para desgracia de la oligarquía y de muchos militares se había ganado la confianza de la clase popular, los trabajadores.

El liderazgo inminente de Juan Domingo Perón desato una fuerte oposición de los sectores conservadores políticos y militares que veían  a Perón como una amenaza que se acercaba cada vez más al pueblo.

Periodo del suceso: 1943
Palabras clave: movimiento obrero-Peron-sindicatos